In Actividades

Comunidades contra la violencia

Comunidades de Caracas hacen el trabajo de Dirección de Seguridad Ciudadana

Si hay una ciudad referente que ha podido reducir los índices de homicidios en las últimas décadas a través de un proceso de transformación arquitectónica, social, ambiental y cultural, es Medellín (Colombia). Un valle intramontano con similitudes al de Caracas, un río que atraviesa la ciudad de Norte a Sur, con una población de casi 4 millones de habitantes, de los cuales 31% viven en asentamientos informales. (Urbam, 2012)

A pesar de que las características demográficas y geográficas nos acercan como ciudad, existen otras que nos diferencian por mucho, como por ejemplo: nuestras tasas de homicidios. Actualmente, Caracas es al menos tres veces más violenta que Medellín, pero, la pregunta que sería interesante plantearnos sería: ¿Qué ha hecho hasta ahora Medellín que nosotros no?

En una entrevista que realizó LA Network a Alejandro Echeverri, reconocido arquitecto que diseñó y llevó a cabo proyectos como los Parques Biblioteca de las comunas que solían ser las más violentas de la ciudad, o el Parque Explora de la capital antioqueña, plantea que “los temas más importantes en los procesos de transformación urbana son los que tienen proximidad con la gente, los que son afines a la vida cotidiana de las personas.”

A pesar de que los problemas urbanos que puedan preocupar actualmente a ciudades como Medellín y Caracas sean diferentes en sus necesidades, no cabe duda que aquellas acciones que hayan mejorado la calidad de vida de los colombianos son totalmente replicables.

En Caracas pierden la vida más de 100 personas al mes y pareciera que nadie hace nada al respecto. Pero la realidad es otra. Esa proximidad que sugiere Echeverri está sucediendo en procesos que ocurren dentro de los Talleres de Prevención de Violencia, donde la comunidad, más que ser un espectador, es un hacedora de propuestas que permiten encontrarse y compartir en los lugares donde está concentrada la violencia.

¿Cuántas vidas estamos salvando tomando estos espacios que por definición son nuestros? ¿Qué clase de ejemplo están dejando estas comunidades a las instituciones gubernamentales? Cuando son ellas las que no sólo han resuelto el problema de la vivienda a falta de años y años de suelos urbanizables, sino ahora también el de espacios públicos dignos, donde niños y adultos pueden recrearse y dejar de lado la violencia que bandas delictivas o fuerzas policiales han implantado en sus comunidades.