In Actividades,Monitor de Víctimas

Reporte Monitor de Víctimas: Julio

Tras las altas cifras de homicidio en Caracas se esconden importantes secuelas que ponen en riesgo no sólo la seguridad sino el desarrollo y bienestar de una generación: niños que crecen huérfanos por la violencia.

A pesar de que no existen cifras oficiales exactas que puedan dimensionar el problema social de los huérfanos de la violencia, los datos del Monitor de Víctimas registran que al menos 356 niños y adolescentes perdieron a uno de sus padres entre mayo y julio de 2017 a causa de la violencia. A este tema dedicamos el análisis del reporte del mes de julio.

Por cada 5 homicidios en el Área Metropolitana de Caracas, al menos 4 niños y/o adolescentes quedan huérfanos, en su mayoría, de la figura paterna, pues en 95% de los homicidios la víctima es de género masculino.