In Cuéntame Convive

Evert Chirinos

Evert Chirinos: La música como escape a la violencia

“Decidí tomar el camino musical y no desviarme. Puede ser fácil tomar una pistola y vengarte, pero difícil es esconderse porque donde estés te van a encontrar”, explicó Evert Chirinos, mejor conocido como “Gabo”, su nombre artístico. Desde muy joven, este chico de San Agustín del Sur ha incursionado en el mundo de la música, específicamente en el trap, género derivado del rap, y como muchos caraqueños, ha  sido víctima de la violencia.

Cuando tan solo tenía un año de edad, Evert perdió a su padre, quien era Sargento Nacional, unos antisociales decidieron quitarle la vida por robarle su camioneta. Desde ese entonces fue su madre la que tuvo que salir adelante con él y su otro hermano, quien tomó un mal camino en su vida.

“Perdimos a mi hermano en la calle, él no vivía con mi mamá y cayó en las drogas. A raíz de eso se enfermó de los pulmones, por un tiempo se recuperó un poco pero ya no era lo mismo. Lo perdimos y eso ha sido un gran vacío”, explicó.

La infancia de Evert fue difícil; vivir con la ausencia de su padre, a quien se lo arrebataron a la fuerza, superar la pérdida de su hermano y ver el dolor de su madre fueron hechos que lo marcaron. Sin embargo, siempre trató de mantenerse alejado de los problemas, incluso cuando vio cómo su vida pendía de un hilo.

“Tenía unos 16 años cuando saliendo del liceo un chamo me apuntó con una pistola en la cabeza. Unos días antes él mismo me había dicho ‘te vas a morir porque le escribes a mi novia’. Yo no conocía a esa chica, pero sabía que era la novia de un muchacho que andaba en la mala vida. En ese momento como estaba en unos juegos intercursos de basquetbol, algunos amigos y unas primas intervinieron, y pude irme del lugar. Pasé una semana sin salir de casa y sin ir al liceo porque mi mamá estaba muy preocupada”, relató.

A raíz de ese problema a Evert lo cambiaron de liceo y logró graduarse de bachiller. “No quise tomar venganza  por miedo, ya que  detrás de una venganza vienen otras más. Aunque confieso que sí tenía en mente hacerlo, pero pensé mucho en mi mamá, que ya ha sufrido demasiado”, explicó.

¿Balas y violencia? Mejor música y amor

Desde pequeño Evert ha tenido gusto por el canto: “mi mamá siempre ha escuchado música y yo tengo esa chispa para entonar cualquier ritmo. He ido creando música, estoy escribiendo canciones. En mis letras no hay cabida para las armas, las balas, la violencia, por eso estoy en el proceso de sacar un disco al que llamaré ‘Love and Life’, ‘Amor y Vida’. No voy a venderlo, lo voy a regalar a mi comunidad, para que se sepa que en San Agustín también hay gente buena”, explicó.

Evert sueña con que su madre oiga algún día en una emisora radial una de sus canciones. En el barrio a veces colocan sus temas, allí en su comunidad ahora le llaman por su nombre artístico: “Gabo”.

“Me la paso con mi cuaderno anotando versos, escribo algunos poemas. Mi mamá siempre me echa broma, me dice ‘puro verso, puro verso’, y yo le respondo que esto es lo mío, lo que quiero hacer”, comentó.

Actualmente Evert está culminando un curso de enfermería, para luego comenzar a estudiar publicidad.

“Elegí estudiar enfermería porque siempre me han gustado los niños. Ahora las cosas están cambiando, ahora te leo hasta libros. A mí me gustaría ser pediatra y también publicista”, explicó entre risas.

Para este chico la felicidad es saber que la gente cree en él y que lo apoya, así como su madre, quien ha estado a su lado para impulsarlo y ayudarlo a superar cualquier adversidad.

Tags Clouds