Tag Archives: homicidios

Reporte Monitor de Víctimas: Junio

Reporte del mes de junio del Monitor de Víctimas

Durante el mes de junio el Monitor de Víctimas recolectó información asociada a 131 homicidios en el Área Metropolitana de Caracas. Su análisis permitió identificar que los funcionarios de seguridad del Estado, tanto civiles como militares, se han convertido en uno de los principales grupos victimarios en Caracas, por encima de las bandas criminales, en tanto que fueron responsables de 35% de los homicidios del mes.

Denunciar estos hechos es necesario para que la sociedad tome conciencia sobre la magnitud del problema. Es por ello que junto al medio digital Runrun.es damos visibilidad a estos hechos que muchas veces son ignorados o buscan ocultarlos.

Lee el reporte completo aquí:

¿10 homicidios más o 10 vidas menos?

El principal organizador de la violencia estructural y social en Venezuela es el Estado

“¿Y cuántos muertos van?”

Fue la pregunta recurrente durante el pasado domingo 30 de julio donde de manera casi profética se esperaba al menos un homicidio en el marco de las manifestaciones y elecciones de los candidatos a la Asamblea Nacional Constituyente propuesta por el Gobierno nacional.

Son las 9:00 a.m. y la violencia ya cobra el primer homicidio en el estado Anzoátegui.

12:00 del mediodía y aumenta a 3 la cifra de personas fallecidas. Menos de dos horas después, 1:40 pm y ahora son 4 las personas que han perdido la vida.

3:15 pm y la tarde solo parece intensificar la violencia, 6 personas era – desafortunadamente en tiempo pasado – el saldo hasta el momento de asesinados.

5:30 pm, casi se duplica el vergonzoso número con un total de 10 personas que mueren a causa de homicidio en el país.

Colectivos, efectivos del Plan República, CICPC, manifestantes, impactos de balas en el rostro, en el cuello, disparos, son los elementos que ilustran las 10 muertes de 10 venezolanos, todos hombres entre 13 y 55 años de edad que a partir de ahora les quedará pendiente una historia que contar.

¿Por qué se mata?

En un país en el que encabeza las ciudades más violentas del mundo, el primer paso para enfrentar este problema es asumir que aquí se mata porque se puede. Roberto Briceño-León plantea en su libro “Ciudades de Vida o Muerte” que uno de los aspectos que influyen significativamente en el aumento de los homicidios es la falta de institucionalidad, definida como el conjunto de normas sociales para convivir y relacionarnos unos con otros. Son esas normas que de manera formal o informal están hoy desvanecidas cuando se trata del respeto por la vida, por el otro.

Esa falta de institucionalidad no solo queda en evidencia por el hecho de que asesinatos como los del 30 de julio quedarán impunes en la mayoría de los casos, sino también por la tendencia cada vez más tajante en la forma de resolver nuestros conflictos y diferencias.

Parece lógico recurrir a la violencia frente al que piensa, habla o actúa diferente a mí, antes de detenerme a conversar o a dejar a un lado cuál dolor o causa es la más importante, para buscar una solución en conjunto.

El valor de la vida en Venezuela

¿Es necesario preguntarnos por qué mataron a Ricardo Campos, Luis Zambrano, Luis Ortis, Albert Rosales, Juan Gómez, Adrián Rodríguez, Julio Manrique, José Sanchez, Miguel Urdaneta y Ronald Rosales? No lo creo. No es normal matar y no hay razón que justifique quitarle la vida a otra persona. Cada venezolano que muere debe ser importante para nosotros y en especial para las autoridades, que son los que deben proteger la vida de todos.

Entonces, ¿nos quedamos esperando a que nos toque?

Si algo es cierto, es que esta cultura de violencia política y social que nos ha tocado vivir sí tiene solución. Existen casos exitosos en Caracas que pueden demostrarle a los gobiernos locales y nacionales que el Manodurismo y la guerra a la violencia para combatirla son políticas fracasadas que hoy en día, no han demostrado disminuir ninguna de las tasas de homicidios de nuestras ciudades. ¿Por qué no replicar experiencias como las de Doris Barreto de Catuche? Que junto a otras madres de su comunidad lograron un pacto social entre bandas para que no se mataran unos con otros, logrando que durante 4 años no hubiera un solo homicidio en su sector. Definitivamente, hace falta lupa en este tipo de casos para replicar lo bueno, y más si se trata de prácticas y estrategias que utilizan métodos pacíficos, de discusión y de acuerdos.

DORIS BARRETO Y LAS MADRES DE CATUCHE 

¡Recuperemos nuestro Instinto de Vida!


En Caracas Mi Convive nos hemos concentrado en visibilizar y trabajar junto a casos como los de Doris Barreto. Creemos en la capacidad de las comunidades para transformar y resolver sus propios problemas locales a través de talleres de prevención de violencia, apoyo a las víctimas e investigación. No somos los únicos que padecemos de la epidemia de violencia, así como Venezuela, 6 países más de América Latina como Brasil, México y Colombia, estamos ahora mismo sumando esfuerzos con la campaña #InstintoDeVida para promover y exigir la reducción de los homicidios en la región, retomando las buenas prácticas comunitarias e institucionales que han demostrado resultados positivos.

Nuestro llamado es a que despierte el Instinto De Vida en las comunidades, autoridades, organizaciones sociales, comunicadores y empresas del sector público y privado para que empecemos a lograr avances significativos en todo el país y que no vuelva a ser normal un día como el 30 de julio con 10 homicidios en menos de 17 horas.

Reporte Monitor de Víctimas: Mayo

Presentamos el primer reporte de nuestro proyecto Monitor de Víctimas, que se dedica a contabilizar, estudiar y comprender los homicidios registrados en la Gran Caracas.

En este reporte encontrarás, en primer lugar, una descripción de las estadísticas recolectadas para el mes de mayo de 2017, y luego un análisis de tres estadísticas en particular: homicidios por balas perdidas, homicidios por armas de fuego y violencia estatal. Estos casos, al ser comparados con cómputos de otros países de la región, revelan el grave problema de violencia en la capital de Venezuela.

Caracas fue la ciudad sin conflicto bélico más violenta del mundo en el año 2015 y también en 2016. Con una tasa de homicidios de 130,35 por cada 100 mil habitantes. Durante 2014-2015 a nivel nacional se reportaron, en promedio, 2,4 casos por bala perdida al mes, mientras que solo en el mes de mayo de 2017 se levantaron 12 casos por balas perdidas.

En este último periodo, en Caracas, 31,5% de los homicidios fueron perpetrados por las fuerzas de seguridad del Estado. Esto indica que es necesario adoptar acciones específicas con el objetivo de entender y reducir la violencia ejercida por el Estado. Urge diseñar e implementar una política de desarme seria y efectiva en esta zona del país.

En futuros reportes, haciendo uso de una mayor cantidad de datos, Caracas Mi Convive profundizará el análisis que se ha llevado a cabo para aumentar la comprensión que se tiene sobre este grave problema y así poder realizar propuestas de política pública basadas en evidencia y experiencias exitosas.

No toda Caracas es violenta

¿Cómo comenzamos a reducir la violencia?

No hace falta leer las cifras vergonzosas que han convertido a Caracas en una de las ciudades más violentas del mundo, en donde habitan casi 3 millones de personas y en el pasado 2016 se registraron más de 5 mil muertes violentas

Además de las Operaciones de Liberación del Pueblo (OLP) que ataca directamente el crimen organizado, no es reconocido ningún otro programa de intervención o prevención ante la violencia urbana que vive día a día la ciudad. Si bien es cierto que existe un porcentaje importante que representa el homicidio generado por este tipo de crimen como las bandas de secuestro o el narcotráfico, no es la única razón por la que el miedo, la angustia y la paranoia estén sembrados en los espacios que habitamos y en nosotros mismos. En Venezuela, también se mata por diferencia de opiniones, por robar un celular o por no ser incluidos en algún equipo de trabajo de actividades del colegio, tal como ocurrió este año en un plantel educativo de la parroquia Caricuao.

Este tipo de expresiones, también llamada violencia social o seria interpersonal debe tener prioridad en las actuaciones del Gobierno en su ámbito nacional, regional y local. Incluso, debemos tomar como ejemplos las experiencias de países vecinos como Brasil, México o Colombia que fueron igual o más violentos que Venezuela y hoy día son un ejemplo de cambio.

Desde Caracas Mi Convive, una de las metodologías que hemos estado replicando es la Identificación de Puntos Calientes o hots spots que, básicamente, son los lugares donde se concentra la violencia; una cancha, plaza, callejón o cualquier otro lugar. Una vez que los identificamos junto a la participación de la comunidad en nuestros Talleres de Prevención de Violencia, valoramos esa información para definir prioridades, acciones, responsables de la comunidad y tiempos definidos que se traducen en intervenciones de esos puntos calientes. Si estos espacios públicos no los tomamos nosotros mediante la convivencia, otros grupos violentos con intereses particulares sí lo harán.

Esta metodología orientada hacia la prevención es la que propone Aram Barra en su artículo “¿Cómo reducir la violencia letal en México?” del Mexican Times, donde junto con cuatro campos de acciones más, puntualiza las medias que han sido comprobadas científicamente que pueden ser efectivas para la reducción de homicidios.

Es momento de la no resignación y de tomar acciones desde el contexto que nos rodea ante la violencia. Convirtamos a Caracas en una ciudad conocida a nivel mundial no por su escala de violencia, sino por las acciones que nos lleven a transformarla en un ejemplo de convivencia. 

Monitor de víctimas

Más que una estadística, una historia de vida

Caracas Mi Convive se une a un equipo de periodistas liderado por el medio de comunicación digital Runrun.es para crear un proyecto dedicado a contabilizar, estudiar y comprender los homicidios registrados en los cinco municipios de la Gran Caracas.

La iniciativa, denominada Monitor de Víctimas, dará a conocer la historia de cada ciudadano que ha perdido la vida de forma violenta, ellos no son ni pueden ser solo una estadística más. Asimismo, el proyecto pretende llegar a una fase más avanzada: generar propuestas de políticas públicas sustentadas en la información recabada para disminuir los niveles de violencia en las comunidades en las que se trabaja.

El levantamiento de esta data es posible gracias al conocimiento periodístico y la experiencia en trabajo de campo de los profesionales de la comunicación que participan en el proyecto, características que se fusionan con la organización de líderes comunitarios que tenemos en Mi Convive.

El Monitor estará formado por ocho periodistas de reconocida trayectoria y 35 líderes comunitarios de varios sectores de los cinco municipios del Área Metropolitana de Caracas, con mayor presencia en las comunidades de Libertador y Sucre. Estos líderes pertenecen a la red de apoyo creada por nosotros, son figuras de entera confianza en sus localidades, donde brindan estabilidad y seguridad a sus vecinos.

En el marco de esta alianza, Mi Convive y Runrun.es buscamos contactar a las familias de las víctimas y caracterizar los crímenes desde su óptica y la de la comunidad, para reconstruir los hechos y darle visibilidad a los casos.

Con iniciativas como esta, la organización busca entender con mayor profundidad la violencia criminal para poder prevenirla de forma efectiva en la ciudad, considerada como la más peligrosa del mundo, con registro de 130,35 personas fallecidas violentamente por cada 100.000 habitantes, según el Consejo Ciudadano para la Seguridad Pública y la Justicia Penal (Ccspjp) de México,

Te invitamos a seguirle la pista a este proyecto en pro de la convivencia y la desnormalización de la violencia.